jueves, 17 de febrero de 2011

MANTE, LA GUERRA: DONDE EL NARCO IMPONE SUS REGLAS...

Por Manuel Osorio.

Reynosa, Tamaulipas.- Todo parece tan normal en las arterias del pueblo, la gente sale a caminar sin prisa, con la misma tranquilidad con la que te levantas y despides a tus hijos para ir a la escuela, sabiendo que se dirigen a su destino sin ninguna opción que altere el trayecto, levantas la cortina de tu negocio a la par que se asoman los primeros rayos de luz comenzando un nuevo día en la confianza de que todo correrá en la tranquilidad de la rutina…

No pueden decir lo mismo los habitantes de Mante,Tamaulipas, la fortuna no les sonríe como ellos quisieran, como lo planean, siempre especulando que es lo que pasará el día de hoy, cuál será la cifra de muertos entre calcinados, degollados, mutilados, desaparecidos. Esta es la negra rutina de los pobladores de la zona, la intranquilidad y la desesperanza bañan su trágica realidad, el miedo se olfatea en el ambiente; los niños y jóvenes expuestos a la proposición de pertenecer a los grupos del crimen organizado que sin más aprovechándose de la situación se involucran y no miden consecuencias siendo parte de la ola delictiva que a sabiendas de la gente no se debe comentar en la calle, en los sitios públicos por su propia integridad y para salvaguardar la de sus familias.

Los días en Mante pasan entre la guerra que sostienen presuntamente el "Cartel de Golfo" y "Los Zetas" estos últimos presentándose como inofensivos para la población e incluso alertandolos de posibles usurpadores que se hacen pasar por integrantes de este grupo delictivo, también informan y prevén a la gente de altercados que se llevarán a cabo en cierto sector para que estos mismos se abstengan de circular por la zona. Las consecuencias que ha dejado a su paso esta guerra son devastadores; destrozos, entre materiales y vidas ajenas, hechos como los llamados "levantones" el suceso de las camionetas interceptadas, baleadas y calcinadas que en el reporte por parte del sector ministerial algunas se mencionan marcadas con las siglas de los grupos inmiscuidos CDG por los del Cartel del Golfo y algunas otras marcadas con una "Z" siendo así que la revuelta se les adjudica al pleito casado que sostienen los dos frentes.

Y de estos hechos la prensa de la región ni mencionarlos, y es totalmente lógico, para que poner en riesgo su vida y la de los suyos exponiendo en sus textos los atroces actos es mejor llevar la fiesta en paz e ignorarlos, por tanto todo sale a la luz en portales de internet a través de vídeos subidos por gente que graba por propia mano y en los narcoblogs de los mismos autores.

Así seguirán los días en Mante como en muchos otros lugares del país donde las autoridades ni las manos meten; entre narcomantas, ejecuciones, desaparecidos, tiroteos, y la continua paranoia que permea en los habitantes, orillándolos a oprimir sus miedos y sobrevivir en la intranquilidad o simplemente tomar la decisión más difícil: abandonar su vida, su hogar, sus raíces...


No hay comentarios:

Publicar un comentario